El efecto bicicleta y la política de dividendos

Hoy hablaremos sobre el efecto bicicleta y como se relaciona esto con la política de dividendos.
 
Hace algún tiempo estaba conversando con un amigo a quien le gusta mucho montar en bicicleta de ruta, tiene una bicicleta profesional y tiene amplio conocimiento del tema, entonces le pregunté: ¿cómo haces para subir tan rápido al alto de las Palmas? (El alto de Palmas en Medellín, Colombia, es una ruta tradicional frecuentada por ciclistas, tiene un trayecto de categoría 1 comprendido entre el Country Club y el Alto de las Palmas, es un referente en cuestión de velocidad y resistencia, los mejores 10 ciclistas la suben entre 30:40 y 32:41 según Strava) su respuesta fue la siguiente: Simón eso es como una ecuación, donde uno tiene que combinar una excelente bicicleta, tener un peso corporal adecuado, buena alimentación, descanso, técnica, entrenamiento y autocontrol mental.
Cuando llevamos la ecuación como analogía al desempeño organizacional, el éxito de una empresa está en función de muchos factores: equipo de trabajo, marcas, productos, servicio, ventajas competitivas, correcto manejo administrativo y financiero, sector económico donde opera, entre otros. Así mismo, si le damos doble clic a cada uno de estos factores encontramos un mundo de variables. Si examinamos por ejemplo el manejo financiero podríamos hablar de estructura de capital, el costo de capital (WACC), manejo del capital de trabajo que afecta el flujo de caja, márgenes de rentabilidad, entre otros. Esto aplica para todos los aspectos de la organización.
 
Ahora, ¿por qué hay unos ciclistas que alcanzan un desempeño superior a otros?, o en el mundo empresarial: ¿por qué algunos empresarios tienen mucho éxito generando riqueza y otros no?, la respuesta es que los primeros están enfocados todo el tiempo en afinar la ecuación, los segundos no, y la razón es simple, no lo hacen porque están cómodos y conformes con sus resultados promedio, o simplemente no saben cómo trabajar la ecuación y los beneficios que esto puede representar.
 
Esto lo veo por ejemplo cuando visito dos empresas del mismo sector económico, que venden más o menos los mismos productos y llevan un tiempo similar en el mercado, por ejemplo:
 
  Una de las empresas factura 20 millones de dólares, es muy exitosa y ha generado mucha riqueza, su valor de mercado es importante, sus propietarios tienen un excelente estilo de vida fruto del dinero y dividendos que les ha provisto su empresa.
 
  La otra empresa, a pesar de que podría estar en la misma posición, solo factura 2 millones de dólares, no tiene un buen equipo administrativo, está desorganizada, tiene pocas ventajas competitivas y su valor de mercado es muy bajo, lo que resulta en dificultades a la hora de vender ya que es poco atractiva. 
 
Lo paradójico es que ambos empresarios llevan más o menos el mismo tiempo en el mercado y su esfuerzo físico y mental junto con su dedicación pueden ser parecidos.
¿Cómo se relaciona esto con la política de dividendos? Cuando le exiges a la empresa que genere suficientes flujos de caja para poder reinvertir y al mismo tiempo generar dividendos, tu mentalidad cambia, empiezas a pensar como afinar la ecuación, como hacer que el sistema funcione mejor, como comprar la mejor bicicleta así deba financiarse, como tener el peso corporal correcto, cual es la mejor alimentación entre otras. Simplemente el cambio de mentalidad hace que te exijas más como empresario para no solamente pagarte un salario y vivir cómodamente, sino para alcanzar un nivel de desempeño superior y estar en el decil superior de las empresas más rentables y exitosas.
 
Lo mejor que puedes hacer para empezar a mejorar tu mentalidad es tener una junta directiva y asesores en varios temas que te ayuden a mejorar cada área de tu empresa, y que le exijas a la empresa que genere los suficientes flujos de caja para poder reinvertir y alcanzar nuevas metas, remunerar bien tu trabajo y el riesgo asumido. 
 
Ahora hazte las siguientes preguntas:
 
  ¿Como empresario tienes un salario adecuado, tu empresa te paga dividendos que compensan la inversión que tienes en ella y el riesgo que implica tener esta inversión?
  ¿Tienes un equipo de trabajo que puede operar exitosamente tu empresa en tu ausencia?,¿este equipo de trabajo está bien preparado, motivado y bien remunerado?
  Si quisieras vender tu empresa hoy, ¿recibirías un precio de venta atractivo?, ¿tu empresa es atractiva para ser adquirida por jugadores importantes de tu industria? 
  Financiera y contablemente, ¿Es tu empresa organizada?, ¿tienes un costo de financiación bajo y una contabilidad que refleje la realidad de la compañía?,¿la empresa genera suficientes flujos de caja para atender las necesidades de la misma y sus accionistas?
 
Si tu empresa no está teniendo el suficiente éxito, es hora de que pienses como el ciclista profesional y te enfoques en afinar la ecuación para que puedas alcanzar nuevas y más exigentes metas.
Palmas Oficial desde el Country Tiempos
Fuente: https://www.strava.com/segments/627867
 
Escrito por Simón Restrepo
Banquero de Inversión, Profesor de Finanzas y Partner de ONEtoONE Corporate Finance.
Agosto de 2018 
LEER EL ARTICULO