¿Reinvertir utilidades o vender tu Empresa?


Reinvertir utilidades o vender empresa

Existe una correlación importante entre la reinversión de utilidades y el crecimiento de la compañía. Según el Profesor Aswath Damodaran, la tasa de crecimiento de las utilidades de largo plazo está dada por:

Crecimiento esperado de una empresa

Esto se puede calcular desde la utilidad neta o utilidad operativa, miremos un ejemplo:

Si tu empresa generó utilidades netas después de impuestos de 500 mil dólares, y la rentabilidad que genera el patrimonio (el dinero de los Socios invertido en el negocio) es de 15%, el crecimiento anual debería ser cercano a 10,5%. Con unas ventas de 10 millones en el año 1, en 5 años deberías estar vendiendo 14.9 millones.

Grafica de utilidades empresariales

Ahora, con los mismos margenes, una empresa que solo reinvierte el 20% de sus utilidades netas, solo crecerá a tasas cercanas al 3%.

Grafica de utilidades empresariales con baja reinversion

Esto es lo que suele suceder en empresas maduras, que están en segunda o tercera generación y tienen muchos Socios (Ej. hijos y nietos del fundador de la compañía) que dependen del negocio y permanentemente exigen dividendos para cubrir sus gastos básicos o estilo de vida.

Hay muchas variables externas e internas que pueden jalonar o frenar el crecimiento, como la fase de madurez de la industria donde opera a empresa, la pertinencia de las inversiones realizadas, el ambiente político y económico del país donde opere la empresa, tasas de cambio, competencia, etc., sin embargo, la reinversión acompañada de márgenes constantes debería generar el crecimiento esperado relacionado en las fórmulas anteriores.

Generar 600 mil dólares de utilidades netas, no significa necesariamente tener ese dinero disponible en la cuenta para repartir a los Accionistas, es normal que, para financiar el crecimiento del año anterior, hayas tenido que aumentar la cartera (cuentas por cobrar), aumentar el inventario y solo parte de ese aumento del capital de trabajo, haya sido financiado por tus proveedores. Adicionalmente, crecer pudo haber significado reinvertir en activos fijos (capex) lo cual solo te dejó 180 mil dólares disponibles para repartir.

En las empresas, no reinvertir, significa normalmente envejecimiento de los activos fijos productivos, bajo crecimiento o perdida de participación de mercado, perdida de competitividad, y en el mediano y largo plazo, significa perder rentabilidad, ventajas competitivas y detrimento del valor del negocio. Es como si tienes un carro y no le haces mantenimiento recurrente, tratamiento de pintura, alineación y balanceo, mas temprano que tarde se ve mal y empieza a fallar.

Mi recomendación es la siguiente: Si por cualquier motivo (Ej. temor, aversión al riesgo, falta de motivación, falta de claridad sobre como seguir manejando el negocio, alta necesidad de los socios de recibir dividendos) no quieres reinvertir, es mejor que lo vendas la empresa mientras todavía es atractiva. Tengo varios clientes que tienen dificultades para administrar su negocio exitosamente, porque cuando podían reinvertir no lo hicieron (repartieron muchos dividendos) o se equivocaron en las inversiones que escogieron, y hoy en día no tienen Ebitda atractivo y/o el nivel de endeudamiento esta muy alto.

Si hubieran vendido el negocio hace 5 años se hubieran retirado cómodamente y estarían mas tranquilos.

Conclusión: Lo único constante es el cambio, nuevas leyes son expedidas, cada vez hay mas regulación, la tasa de cambio fluctúa, llegan nuevos competidores y las preferencias de los consumidores varían.

Si no estás dispuesto a reinvertir y correr riesgos para mantenerte competitivo en el complejo mundo empresarial que vivimos, mejor vendes tu negocio mientas todavía es atractivo y tomas utilidades, si quieres mantenerte en el juego entonces reinvierte sabiamente y no te detengas.

Escrito por Simón Restrepo Barth, Banquero de Inversión, Profesor de Finanzas y Partner de ONEtoONE Corporate Finance, @restrepobarth , Junio de 2019

LEER EL ARTICULO